Valencia

Official English translation currently not available. Please use the Google Translate tool in the sidebar to translate this page into English.

Vista desde el Miguelete

El casco histórico, las playas, la paella… la ciudad de Valencia está llena de características culturalemente interesantes que se puede descubrir, o en un fin de semana o durante unas semanas. Todos los lugares más atractivos y conocidos se encuentran muy cerca, así que vale la pena visitarlo incluso si solo tienes unos días.

Me quedé con una amiga mía de la universidad que también trabaja como auxiliar de conversación y me enseñó los mejores lugares de la ciudad, los cuales voy a compatir con vosotros.

El primer día visitamos varios monumentos y plazas en la ciudad que cuentan un poco sobre la historia romana, árabe y medieval.

La torre de Santa Catalina

Solo vi esta torre al pasar y me detuve para sacar una foto, atirada por su belleza. Aprendí más tarde que se considera una de las más hermosas en España, y también, debido a su hechura hexagonal, una de las torres borrocas más originales de la arquitectura española. Esta hito de la ciudad es una entrada popular al barrio del Mercat, del cual os contaré un poco más tarde.

Este lugar es precioso y solo cuesta dos euros para la entrada (una si eres estudiante o pensionista). Aquí se realizaban las transacciones mercantiles (originalmente se enfocaron en la seda, de ahí su numbre) y hoy en día se reconoce como uno de los más famosos monumentos del gótico civil en España. En el centro hay un patio de naranjos, rodeado de varios salónes. Sus interiores demuestran un ejemplo de arquitectura bellísima, como la columnas que os he enseñado arriba.

La Catedral de Santa María de Valencia

Llegamos a la catedral de Valencia, cuya arquitectura es una mezcla de estilos. Lo que visité fue la torre:

El Miguelete es la torre campanario de la Catedral de Santa María. Se puede subirla por (si mi memoria no me falla) dos euros, pero os advierto que tarda entre cinco y diez minutos para llegar a la cima, así que hay que estar en forma. Dicho esto, vale la pena porque me encantaron las vistas panorámicas de la torre, como la que podéis ver en la parte superior de esta página.

Los Torres de Serranos

Estas torres son una de las puertas fortificadas de la muralla medieval de Valencia; se consideran la puerta de entrada gótica más grande de toda Europa. Alojaron celdas de prisión y también sirvieron como un arco triunfal para festivales y eventos solemnes.

El Mercado Central

En frente de la Lonja de la Sede está el Mercado Central, que tiene un diseño muy interesante de metal y vidrio. Dentro, se vende mucha comida valenciana y española, así que seguramente vais a encontrar algo rico que os apetece.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias

La Ciudad de las Artes y las Ciencias sola ya es bastante para un fin de semana, dado que se compone de muchos edificios muy grandes. Se puede comprar un billete que dura tres días, porque tarde tanto tiempo para ver todo. Si os falta el tiempo (como a mí), os recomiendo que vayáis en bici a través del parque largo en el que se encuentra este lugar magnífico (hay muchas tiendas donde podéis alquilar una) y luego podéis dar un paseo entre los edificios grandes que son impresionantes para la vista. Si tenéis más tiempo, echad un vistazo a los precios en Internet y comprad lo que os conviene más.

Es más, Valencia ofrece muchos lugares para las personas que les gustan caminar y disfrutar la naturaleza. Tiene una playa muy grande donde, durante el verano, hay puestos de mercado y también os recomiendo el Parque Central de Valencia para dar un paseo tranquilo.

En cuanto a platos típicos, el más típico (tanto de Valencia como de España) es la paella y hay un montón de restaurantes muy buenos donde puedes comerla. Además, no puedes visitar Valencia sin prober su bebida famosa aquí: la horchata. Hecha de chufa, se diferencia de la versión mexicana que está hecha con arroz, y se suele tomar con fartons, una especie de pan. Su sabor es muy distinto y dicen que o te gusta o no te gusta. Me da pena decir que a mí no me gustó, pero por una razón específica: me recordó del dentista.

Sabores, canciones y olores me llevan de vuelta a momentos pasados de mi vida y no me doy cuenta de la importancia que tenían hasta que me recuerden de lo que fuera. La horchata me recuerda del sabor del líquido en la boca cuando el dentista lava tus dientes, y el dolor que conlleva esta experiencia. No os lo digo para desalentarte porque quizás os recordará de algo diferente. Sin duda me gustaría probarla otra vez ahora que sé que esperar, pero no tengo ningún apuro.

Mi amiga y yo, enfrente de la catedral de Santa María de Valencia

Espero que os haya gustado esta visita breve de Valencia y que os haya dado un poco de inspiración de lo que ver cuando la visitéis.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s